Home / Deportes / El rejoneador potosino Jorge Hernández Gárate toreó en la Feria de Zacatecas

El rejoneador potosino Jorge Hernández Gárate toreó en la Feria de Zacatecas

El español Daniel Luque ganó el Escapulario de Plata que estaba en juego.segundo-1

Zacatecas, Zac.- Dentro de la segunda corrida de feria celebrada este jueves 8 de septiembre, el rejoneador potosino Jorge Hernández Gárate logró una importante actuación alternando con Eulalio López “El Zotoluco”, Diego Silveti y el español Daniel Luque, quien se hizo merecedor del Escapulario de Plata de la Virgen del Patrocinio ahí disputado.

Pese a que el diestro ibérico no cortó las orejas, fue designado como triunfador con el voto de los representantes de las peñas taurinas que conformaron el jurado calificador.

En esta corrida se vivieron momentos importantes de parte de Eulalio López “El Zotoluco” quien aún cuando se llevó vacías las espuertas, dejó en la memoria dos faenas plagadas de sentimiento, obteniendo una vuelta al ruedo en su segundo toro, entre los gritos de la afición de ¡Torero, torero!

Al celebrarse el 470 aniversario de la fundación de esta ciudad, la tarde abrió con el rejoneador Jorge Hernández Gárate quien lidió al ejemplar de Boquilla del Carmen que abrió plaza, de nombre “Samuel”, de 502 kilos, el cual tuvo calidad y nobleza, lo que  permitió al potosino realizar una faena completa, de momentos templados y reunidos cuando montó a “Valladolid”, una de las estrellas más importantes de su cuadra. Cerró actuación con “Quinto Pecado”, colocando tres banderillas cortas al hilo; y mató sólo hasta el tercer viaje para ser silenciado.

Eulalio López “Zotoluco”, con el primero de su lote, “Serenata”, de 540 kilos, tuvo un buen saludo al capote para brindar a la afición zacatecana su faena de muleta. Mostró un trasteo completo y variado con el que dejó en claro el sitio y oficio que le han dado los años. La faena se hilvanó con series de calidad y temple por ambos pitones, lo que no pudo coronar con la espada; escuchó un aviso y se retiró en silencio.

Su segundo toro, de nombre “Guantero”, de 487 kilos, número 146, desde la salida fue abanto y tardó en enterarse del capote del torero, además de que barbeaba las tablas y no tardó en mostrar su condición de manso, pues tampoco quiso atender la muleta del esforzado Zotoluco que en medio de la pirotécnia de la plaza y las golondrinas interpretadas por la Banda Sinfónica del Estado de Zacatecas, dejó el último aliento. Falló con la espada pero aun así se le concedió una meritoria vuelta al ruedo.

En su primer turno, el español Daniel Luque logró una faena completa y variada con el capote y con la muleta frente a “Cominito”, de 456 kilos, un toro noble y con clase que se fundió en el engaño de un inspirado torero que ligó muletazos con clase y empaque por ambos pitones. Toreó en redondo y además dejó su sello propio con “la luquecina”. Terminó con estocada contraria y un golpe de descabello sobre el astado de Montecristo, y aunque se insistió en la petición de oreja ésta no se concedió, saludando solamente en el tercio.

“Vengativo”, de 520 kilos, número 43, fue el segundo del lote de Daniel Luque, quien tuvo elegancia con el quite con lances a pies juntos. Brindó su faena a Zotoluco, para construir una labor llena Inventiva y despaciosidad, con trazos limpios, corriendo el brazo, y sobre todo disfrutando de un toro que colaboró de principio a fin; no pudo coronar su actuación con la toledana siendo ovacionado con fuerza en el tercio.

Pocas opciones tuvo Diego Silveti con su primero, de nombre “Ranchero, de 483 kilos, número 106, fue el primero del lote de Diego Silveti que destacó con el quite por saltilleras que ejecutó de manera vistosa. En su faena de muleta se topó con un toro que punteaba el engaño, siendo sin duda una prueba para el guanajuatense que buscó a base de voluntad atemperar las descompuestas y deslucidas  embestidas del de Montecristo. Poco fue el lucimiento alcanzado pese al esfuerzo del torero. Errático en la suerte suprema fue silenciado. Cerró plaza con “Vencedor”, 505 kilos, un toro que no dio opciones y que pronto se aquerencio en las tablas, y aunque una vez más buscó por todos los medios, poco pudo conseguir; se retiró en silencio.

No olvides seguirnos en Facebook

Un comentario

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

.....