Home / Opinión / “El Hijo del desierto “: Un Texto de Valentín Ortiz Rebolloso

“El Hijo del desierto “: Un Texto de Valentín Ortiz Rebolloso

15232064_1160264644028063_2151964946355274587_nÉbano, S. L. P.- Ella se fue persiguiendo el sol entre las dunas que a veces, secuestrar nuestras sombras deseaban. Y es que ellas ?… También ansiaban que las oscuridad llegara a ellas para traerles unos minutos de frescura, de imaginaria brisa que algún fantasmal, muerto mar por instantes, quizás emergiera de debajo de esas arenas que hace muchos ayeres, se escondió debajo de ellas para que los soles no lo consumieran.

>

Tal vez esas calcinantes arenas de días, fueron lechos de un mar, ahora inexistente… Esa mujer que me llevó por largos techos entre sus brazos de los cuales no sé a qué hora me arrancaron de ellos, esa mujer era mi bendita madre… de la que no pude escuchar la propia historia de sus labios, que la hacían dudar de que mi padre se haya muerto tragado por el mar, mucho después de que sobre la cubierta tocara su Ngombi.

La canción con la que enamoró a mi madre, fue una que escuchó de oídas a su abuelo; mi padre era miskito y no sé porque llegó al pueblo donde vivía mi madre.

Cuando tu madre recordaba esta canción de la de “Partida”: “Me iré lejos de vos. / Mi tristeza es muy grande. / Voy a conseguirte cuentas de colores. / Cuando vuelva te traeré ropas / y el viento del Este estará soplando fuerte. / ¡Pronunciaré tu nombre con tristeza!”, tu madre al recordar esta, rompía a llorar largamente, tu padre llegó a estas tierras engañado por unos traficantes de piedras preciosas.

Él también quería ser rico, quería encontrar las minas del rey Salomón, tu madre me lo dijo, que él le decía que cuando tuviera un hijo, con la riqueza que hiciera, les compraría un barco para que tú y ella pudieran tocar con sus manos el horizonte que solía ver en cada amanecer, más allá del mar.

Mi madre era de los Baka, y no sé porque llegó desde niña a vivir en Benín; me cantaba en idioma Mina.

Mi padre príncipe Miskito, el ngombi fue herencia del abuelo de mi madre, criador de cabras y con una piel de ellas la forró. Aprendió muy bien a tocar ese instrumento, porque un hombre sabio viejo lo enseño a tocar. .

Mi madre tenía la piel de ébano y su corazón era de un rojo vivo , lo que no se es por qué los que hace años nos dejaron sin oro , no quieren que crucemos sus territorios , cuando ellos también tienen su sangre y corazón del mismo color , si ellos con lo nuestro sus pueblos edificaron , porque son de mezquinos sentimientos .

El hombre que me trajo a estas tierras no sé si, la historia que nunca se cansó de contármela en verdad era de la tierra de mis padres u era alguien que los llego a conocer u a lo mejor era un arrepentido traficante que quería saldar la cuenta con mi padre al que trajo con engaños a esta tierra y por su pobreza a mi padre. .

Y él me decía que mientras que mi padre al ngombi sostenía entre sus cansadas piernas le arrancaba a sus ocho cuerdas las notas para alejar su dolor ancestral.

Mi madre de la que su nombre es poesía me arrullaba y me cantaba esta canción.

Iro ye

Nou ka ye manao

Iro ye

Nou ka ye manao

Nie nou do nou de anao

Napodenao

Akbe la mio nao

So yakbe na yoma

Ahora que ya aprendí la lengua de este pueblo, cuando recuerdo a mi madre, cuando le veo los ojos a mi mujer y a los de mi hijo, cuando le canta para dormirlo, pareciera que escucho la voz de mi madre que me canta así:

Iro mío

¿Qué te voy a dar?

Iro mío,

¿Qué te voy a dar?

No tengo nada para darte.

Voy a rezar por ti.

Tu vida será feliz

Hasta la eternidad.

Fragmento del Texto: “El Hijo del desierto” de Valentín Ortiz Rebolloso, Ébano, S.L.P., México. Noviembre de 2016.–IN VIAGGIO 2004 stracci e olio su tavola cm 55×110 / Pintura de Luiggi Sabatino.

No olvides seguirnos en Facebook

2 comentarios

  1. Un placer leer al escritor y amigo Valentín. Profuso escritor y difusor de cultura.

  2. Grandes textos , un saludo desde tamaulipas!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

.....