Home / Actualidad / Venezuela Rompiendo el cerco / por: Víctor García-Mata González.

Venezuela Rompiendo el cerco / por: Víctor García-Mata González.

 

Son muchos los medios que se han sumado a la campaña de asedio contra el Gobierno Bolivariano de Venezuela, lo más curioso es que son medios que pertenecen a grandes emporios de la comunicación como es el caso de la televisora de las “armas de destrucción masiva en Irak” CNN,  o el diario El País, de Grupo Prisa, donde, como dato curioso, aparece en el Consejo de Administración el expresidente mexicano Ernesto Zedillo.  También tenemos en México a los canales y medios que pertenecen al Grupo Televisa,  en los que curiosamente aparece en su Consejo de Administración el millonario y opositor venezolano, presidente de las Empresas Polar, Lorenzo Mendoza. Del otro lado del mundo existen otros medios ligados a gobiernos europeos como Deutsche Welle (DW), quien ha servido de vocería a la canciller Angela Merkel, y que ha mostrado en su programación un constante apoyo a la oposición venezolana, es el mismo caso en España con Europa Press, que siendo el medio casi vocero del gobierno de derecha de Mariano Rajoy, dan una constante cobertura a la oposición, sólo por mencionar algunos medios que han mostrado una visión sesgada de lo que acontece en Venezuela.

>

Es increíble como comparten una línea editorial y publican al mismo tiempo el supuesto escenario bélico en la nación caribeña. En alguna ocasión el ex presidente del Ecuador Rafael Correa, dijo con respecto a los medios de comunicación que “la libertad de prensa comenzó con el dueño de la imprenta”, La actuación de los medios parece confirmar lo dicho por Correa: ¿Cómo podríamos creer en una televisora como CNN, quien fue el medio que aseguraba que había armas de destrucción masiva en Irak, haciendo de la guerra un show, mientras como “daños colaterales” morían miles de familias? ¿Cómo podríamos creer en el diario El País, cuando la línea editorial ha sido muy clara, “atacar a los gobiernos progresistas del sur”? No olvidemos que el Grupo Prisa fue quien financió campañas como la de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. De DW, qué decir, Alemania está buscando crear nuevos mercados, por eso su visita a varios países del continente americano. Por su parte, EuropaPress siempre hace uso de lo que pasa en Venezuela cuando es necesaria una cortina de humo en la política española, la nación de Bolívar se ha convertido en el arma arrojadiza contra las izquierdas españolas. Afortunadamente existen otros espacios que intentan romper la visión catastrofista de lo que ocurre en Venezuela, tal es el caso de los vídeos de la cantante mexicana Sandra Arcos o los del empresario vasco radicado en Caracas, Agustin Otxotorena, en ambos casos se da cuenta de una Venezuela distinta a la que los medios pagados describen, basta buscarlos en Facebook o YouTube para ver con qué facilidad desmontan las líneas editoriales de los grandes consorcios de la comunicación.

Es un hecho que la oposición venezolana nunca aceptó la legalidad venida del chavismo, de su constituyente. Como sectores acomodados perdieron privilegios. Durante más de 14 años la oposición ha intentado derrocar a los gobiernos bolivarianos, antes con Chávez y ahora con el presidente Nicolás Maduro, basta recordar el intento de golpe de Estado que dio la oposición en abril de 2002. En aquel entonces fueron utilizados los mismos argumentos y por los mismos líderes opositores que vemos hoy: Henrique Capriles, María Corina Machado, Leopoldo López, Ramos Allup, Julio Borges, líderes que siempre vivieron de ser oposición, apoyados por USAID, Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, han sabido emplear los dólares para desestabilizar a la nación caribeña. Es obvio que después de la muerte del Comandante Chávez pensaron que encontrarían un gobierno débil. Ya en el 2014 la oposición llamó a derrocar a Maduro: el líder opositor Leopoldo López, en lo que se conoció como las “guarimbas” organizó las movilizaciones que cobraron la vida de 43 personas a manos de paramilitares ligados a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que agrupa a los partidos de derecha que son oposición. López fue entonces encarcelado por los hechos violentos. Ahora en 2017 la oposición nuevamente llama a derrocar al Presidente Maduro. Si bien Venezuela atraviesa una crisis por múltiples factores que atienden a una “guerra económica” como lo vimos en el pasado con el gobierno de Salvador Allende en Chile, y aunado a la caída de los precios del petróleo, aun así el gobierno ha sabido dar la cara en su política alimentaria. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), ha desmentido en tres ocasiones la supuesta crisis humanitaria repetida constantemente por los medios internacionales, por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha desmentido que la gente muera por falta de medicamentos, existe una escasez, pero no como el escenario apocalíptico que nos muestran de la nación bolivariana.

Es necesario entender que Venezuela es un país muy rico en petróleo, minería y recursos naturales, que Estados Unidos y otras naciones Europeas, así como los grandes capitales están ansiosos por hacerse de estos recursos, al vecino del norte también le preocupa que Rusia compre los activos de la empresa petrolera venezolana PDVSA, que representa el 40% del petróleo en Estados Unidos, con lo que tendría cierta injerencia en la política energética de dicho país. En días pasados y en un hecho insólito, la potencia imperial ha reconocido un plebiscito realizado por la oposición venezolana al margen de la ley, sin un órgano que diera certeza, donde de forma dudosa juntan 7 millones de apoyos, de un padrón de 21 millones de votantes, a penas la tercera parte. Países como España, México y Canadá  aplaudieron este ejercicio, pero peor aún, aplaudieron que la Asamblea Nacional, que se encuentra en desacato por fraudes electorales, haya elegido de facto a 33 magistrados al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Esto en cualquier país se llama usurpación de funciones y es un delito, lo increíble es que se avale tal medida claramente ilícita. Se ha planteado un gobierno paralelo con lo que se confirma las ansias de poder de los opositores, y las pretensiones por restaurar los privilegios de las élites. La oposición venezolana ha llevado al país a su máximo estado de emergencia a través de la violencia en las calles que ha cobrado la vida a 100 personas (chavistas, opositores, policías, militares, civiles sin partido), hemos visto las terribles imágenes de Orlando Figuera, joven de 21 años al que un grupo de opositores le prendió fuego por su “apariencia chavista”. Venezuela está muy lejos de ser un país comunista, como lo han pintado para dañar a las izquierdas del continente, en un discurso que nos recuerda a la “Guerra Fría”. Venezuela es un país con una economía mixta (similar a la economía de México cuando prevalecían las empresas paraestatales). Lo que hoy estamos viendo es el asedio a una nación que comenzó un proceso de emancipación del vecino del norte, un proceso muy controvertido. Era obvio que el norte no podía perder parte de su patio trasero. Para el 30 de julio el presidente Maduro ha convocado a un proceso constituyente respaldado por la constitución en los artículos 347 y 348, un constituyente apegado al orden constitucional, sin embargo este lunes la oposición  ha lanzado una amenaza contra los comicios constituyentes del día 30. Nadie sabe a qué escenario estén llamando, pero no es difícil imaginar que se trata de un llamado violento a dar un golpe de Estado. Parece ser el mismo guion histórico, donde unas élites en complicidad con las grandes potencias y a cambio de garantizar sus privilegios derrocan a gobiernos democráticos, para repartirse los recursos de una nación.

*Facebook: México con la Revolución Bolivariana.

 

 

No olvides seguirnos en Facebook

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

.....