Home / Actualidad / La Capital Política./2018: qué póquer. por: Octavio César Mendoza Gómez.

La Capital Política./2018: qué póquer. por: Octavio César Mendoza Gómez.

 

 

 

La apuesta de los jugadores es la desmedida ambición por alcanzar el poder. Sus fichas son los votos de los ciudadanos que creerán, una vez más, en falsas promesas cuyo cumplimiento, en el mejor de los casos, dependerá más de la organización social y la presión que ejerza su hartazgo sobre los individuos que arriben a las diversas instituciones cuyos jugosos presupuestos serán, para éstos últimos, el premio a conquistar.

>

Entre avalanchas de acusaciones, renuncias, guerra sucia, dimes y diretes, se dará el desenlace del proceso electoral cuyo resultado final nadie se atreve a anticipar. ¿Qué Margarita se fue del PAN? Simple: es hacerle el caldo gordo al PRI. ¿Qué López Obrador siente que ya la hizo y comienza a hablar y a comportarse como si ya estuviese en la silla del croupier, repartiendo las cartas? Simple: el dueño del casino lo despertará a tiempo.

Nada como una elección presidencial para comprender de manera sencilla el concepto de la relatividad del tiempo: estamos tan lejos y tan cerca del 2018, que quienes se desesperan terminan perdiendo antes de comenzar a jugar, y quienes se siguen limando las uñas están viendo pasar las cartas. Nadie quiere quedarse fuera, eso parece, pero habrá muchos que ni morralla alcancen. Ahora sí que lo único que importa es que no pierda México.

Pero México es muy grande, dirá el lector, y con tanta hambre de los políticos el pastel se hace muy pequeño. ¿A quién le daremos nuestra migaja, nuestra pequeña voluntad de querer cambiar las cosas para bien? Sinceramente, a quien mejor nos caiga, porque nada va a cambiar si no cambiamos nosotros y si no comenzamos por votar a quienes realmente valen la pena: los ciudadanos de a deveras, no los que se disfrazan de “independientes”.

Y lo digo por una lógica elemental: si vota usted por alguien que ya fue candidato dos veces al mismo puesto, si vota usted por alguien que ya sabe que no va a ganar pero por berrinche y ganas de darle en la torre a su partido emigra hacia la presunta “independencia” electoral, si vota usted por quienes han probado científicamente que no se puede manejar de peor manera la economía del país, debo decirle que el que está perdido es usted.

Mejor enfoquémonos en lo local. De península a península, pasando por todas las regiones de nuestro País, démonos a la tarea de no volver a montar congresos circenses, de no llevar populismos retrógrados a las presidencias municipales, de no dejar que lleguen delincuentes a las oficinas gubernamentales, de evitar a toda costa que México siga siendo la vaca flaca que alimenta a una clase política insensible y deshumanizada.

Por ello le invito a que me acompañe en las siguientes entregas de la columnita de su humilde opinador, para decirle cómo veo el tablero y las mesas de los jugadores del 2018 en este, nuestro querido ranchito potosino. Pueblo chico infierno grande, y sabroso chismorreo. Esté alerta para la primera entrega de una serie de análisis personalísimos de lo que no lo sé de cierto pero lo supongo, será la formación inicial del encuentro.

PS: Mi solidaridad para con la familia, amigos y colegas de Edgar Daniel Esqueda Castro. Pocas cosas tan ciertas como esa frase que dice que no se mata la verdad matando periodistas. Que San Luis Potosí jamás se convierta en escenario del silencio forzoso para la opinión y el conocimiento de la verdad, es mi deseo, porque si comenzamos a callar, cederemos la más esencial de nuestras características humanas: pensar en libertad.

No olvides seguirnos en Facebook

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

.....