Home / Opinión / El cobarde…… (Fragmento). Un Texto de Valentín Ortiz Rebolloso

El cobarde…… (Fragmento). Un Texto de Valentín Ortiz Rebolloso

Al Buen Amigo: Layo ” El Chibolas ” Bolaños…….

>

Ébano, S. L. P.- El paso del tren fue más raudo que de costumbre: No supe a qué hora pasó por mi estación Adiviné la hora aproximada por la estela del eco que a mis oídos su silbido dejó.

Un temblor – dijo mi madre -; está temblando otra vez, te lo dije y te lo recalco hasta el cansancio, déjate de cosas y hazme caso…..de seguir así, te recluiré en anexo, en uno de esos lugares, donde te hagan entender que los tienes bien fajados….

El temblor de tierra que generaba el paso del tren y la cruda que cargaba, crispaban los nervios de esa mujer que por amor me trajo al mundo.

Hoy le vi el rostro a mi madre muy diferente. Su mirada no era hacia mi lastimera ni llena de coraje, era todo lo contrario…..

Anda ponte de pie y tírate un baño vaquero, acompáñame a esa estación donde alguna vez conocí a tu padre….donde alguna vez la viste bajar cargada de sueños y esperanzas…..Anda, los coyones tienen el derecho a ser otra vez valientes

No entendía muy bien sus palabras….creí que ya estaba por su senilidad deschavetándose; no, mi madre lucía más cuerda que nunca….Algo de esperanza había en ella; sus palabras para mi eran de aliento. De recobrar la fe que por cobarde me colocaba a unos pasos definitivos al precipicio.

Ya lo tenía muy bien planeado, un día de estos me iré para siempre; no quiero dar más vergüenzas….ya tenía comprado el mecate de ixtle , la hora estaba definida, la carta donde no culpaba a nadie ya estaba redactada con algunas faltas de ortografía, porque debo sincerarme, fui muy malo para aprender correctamente las reglas gramaticales. Mi cerebro no me daba para más.

Alguien me invitó estudiar para docente pero no lo acepté nunca, no tenía vocación. No quería echar a perder futuros; no quise ser docente por accidente, eso me hubiera indignado mucho más. No quise ser un farsante de ella, sabiendo aunque llueve o truene, que por fingir, la paga llega… Muchas veces lo llegué a escuchar en ” La Cueva ” un fin de quincena….

Nada me faltó en la vida, mis grandes maestros me lo vaticinaron, que tenía alma de banquero y me fui pal norte. Gané harto papel verde, hasta que un día me cansé y me vine de regreso para cuidar los últimos años de mi querencia.

“Algo fallará en ti muchacho si no te cuidas”, me lo auguró la gitana.

No me des nada por lo que te cuento, tu debilidad es la cobardía; el miedo a tu propia sombra.

Valentin Ortiz Rebolloso, Ébano, S.L.P., México, .a 12 de Octubre de 2017

No olvides seguirnos en Facebook

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

.....