Home / Opinión / La noche que me fui al mar… (Fragmento). Un texto de Valentín Ortiz Rebolloso

La noche que me fui al mar… (Fragmento). Un texto de Valentín Ortiz Rebolloso

Ébano, S. L. P.- “No todos los mares que navegas son serenos hijo”. Una noche que me hice a la mar, me lo dijo mi padre.

>

Lo cierto es que si no hubieras asistido a una escuela, no interpretarías correctamente lo que te indica la Rosa de los Vientos, ni las estrellas que señalan el camino de Santiago.

El pelo cano no brota porque eres sabio; hay hombres que su pelo lo tienen cano, pero si vida la han vivido sin sentido, esos son los infelices: Los que quieren ser los salvadores de los pueblos, los falsos pastores que llevarán al precipicio a sus ovejas, y velos con cuidado hijo, a mendicidad y la deslealtad…

Míralos desde lejos y no te juntes con ellos. Salúdalos a corta distancia para que su infelicidad se les acorte.

Hoy camina la mañana y con ella la ingratitud de algunos huérfanos, que con cantos plañideros le amargan la vida a los que empujan la esperanza, porque para sus padres, maestros, hermanos, amigos y el mismo sol, siempre le guardaran su gratitud eterna.

El Reloj de la vida apura con lentitud sus manecillas y dicta marca el nuevo día en tu calendario. Ya se aproxima el día de los fieles difuntos y a salud de ellos, brinda con un atolito de piña y un rico pemole encanelado….

No te preocupes de las cascabeles, que ahorita salen despavoridas a escupir su veneno… Preocúpate por caminar feliz por las calles de tu pueblo, y de tenderle la mano al verdadero amigo.

El recuerdo de mi padre me trae esta lección que no la olvido.

 

  • Valentín Ortiz Rebolloso, Ébano, S.L.P., México, a 17 de Octubre de 2017.
No olvides seguirnos en Facebook

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

.....