Home / Opinión / Herculano (Fragmento). Un texto de Valentín Ortiz Rebolloso

Herculano (Fragmento). Un texto de Valentín Ortiz Rebolloso

Ébano, S. L. P.- Está bajando la temperatura. Lluvia y frío los meteorólogos vaticinan por largos días. En cambio, ésta en mis sueños va en aumento.

>

– Anda muy feliz el maestro y nosotros más por la llegada de las vacaciones.

Esperemos que nos deje harta tarea; mi madre no podrá explicarme nada, y de mi padre mejor ni digo lo que pienso. El garañón dizque se fue para la ciudad grandota, porque aquí no hay trabajo, y en el monte puros nopalitos y chilitos chiquititos en él se encuentran.

Qué casualidad que también la comadre se fue muy temprano, y mi padre al mediodía. No sé para qué mi madre le lloraba.

Si no fuera por ella que siembra sus verduritas y hace su rico pan y los vende, muy muertos estuviéramos. Ah que mi madre; estoy de acuerdo con mi abuela; Le tocó un hombre muy desobligado, y en el pecado de su amor nos arrastró al abismo.

A mi padre bien que se le acomoda el dicho, el que dice que salió muy enamorado como el gallo, pero muy flojo y atenido como el burro. ¡Mendiga suerte de mi madre! Ahora la entiendo por tanto preocuparse de mandarnos a la escuela.

De no haberlo hecho, fuéramos como ” El Peinado ” y ” La Tunera “, igualitos de burros.

Ah qué mi maestro: Quiere le ponga más ganas a la escuela. Si supiera que de tanto pensar en la suerte de mi madre, en el sufrimiento que se carga por la traición de mi padre, en el sacrificio que ella hace para darnos un taco, y así quiere que aprenda.

-Anda muy feliz maestro, ¿a poco la hermana del que no sabe nada, ya le hizo caso?,

– Eres cajeta muchacha, sales con cada pregunta que bien mereces unos buenos cosco… No, lo que pasa es que pronto regresaré a casa de mis padres, después de largos meses.

– ¿Y es bonito su pueblo?, ¿y se llevará su chimuelita?, ¿y le traerá sus cocadas a la suegra y un litrito al papá de ella? ¿Y a nosotros a sus alumnos que tanto lo queremos nos traerá canicas, un balón de fut, de básquet y de volei? Que no se olvide también traernos hartos dulces.

No se crea mi profe; solo estoy soñando. Mi profe, que Diosito me lo cuide, que un carterista no le vaya a bajar su aguinaldo, y si se compra una buena troca, tráigasela para que nos pasee a tod los de su escuela.

No me diga profe, ¿o está feliz porque nos deja?, ¿porque en su pueblo tiene a su otra novia ?

– Ah que muchacho condenado , eres como el jejencillo…

– No se enoje mi profe, solo estoy soñando. Adiós mi profe, me voy para mi casa de voladita, tengo que regar las verdolagas y luego darle de comer a los burros y puercos de la casa… Se me olvidaba; y también al perro que la cuida.

 

  • Este texto forma parte de un libro en espera, ” Memorias de una mesa banco”. .

Valentín Ortiz Rebolloso , Ébano, S.L.P., México, a 6 de Diciembre de 2017

No olvides seguirnos en Facebook

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

.....