Home / Actualidad / Contaminación e impunidad / foto reportaje de Héctor M.

Contaminación e impunidad / foto reportaje de Héctor M.

 

 

>

 

 

Sobre la calle de Arenal  se encontraban los  Ferrocarriles, la Azarco Mexicana y la España Industrial. esa calle fué la primer zona industrial de San Luis Potosí.  A finales de los ochentas y mediados de los noventas muchas empresas cerraron o se mudaron a la nueva y espaciosa zona industrial del Potosí.

Pero no así la empresa productora de cal hidratada, la cuál impunemente opera sobre una zona densamente poblada arrojando toneladas de cal hidratada sobre las colonias Industrial Mexicana, Barrio de Tlaxcala, Los Fresnos, y colonias aledañas así como el deportivo Ferrocarrilero y escuelas.  Tristemente  vemos que los encargados de la Secretaría de Gestión Ambiental brillan por su ausencia.

Ahora descubramos que es la cal hidratada.

Hidróxido de calcio. Cal hidratada. Cal apagada. Es un polvo cristalino, blando, blanco, inodoro, alcalino y con un sabor ligeramente amargo; la calidad comercial puede contener pequeñas cantidades de óxido de magnesio y de hierro.

2. ¿Donde se utilizan?

El óxido de calcio se utiliza como agente aglutinante en la industria de la construcción, como material refractario, como fundente en la fabricación del acero, como materia prima para el blanqueador hipoclorito cálcico y para el tratamiento del terreno en la agricultura. El hidróxido de calcio se utiliza en el tratamiento del suelo, como compuesto contra incendios y también en la fabricación de la pulpa del papel, en el refinado del azúcar y el curtido de la piel.

Se usa en la construcción y en la ingeniería civil para los morteros, argamasa, cementos y en los lubricantes.

 

3. ¿Que riesgos tiene?

El óxido de calcio tiene una pronunciada acción irritante y cáustica que producen diferentes formas de dermatitis, acompañadas por descamación y erupción vesicular. En casos graves de dermatitis recurrentes se han producido incapacidades permanentes.

Han ocurrido quemaduras muy graves a los obreros que cayeron accidentalmente en los pozos de cal y que, en algunos casos, la extensión de las lesiones llegaron a ser fatales. La zona más comúnmente afectada es la conjuntiva donde se producen graves lesiones debidas al contacto de grandes partículas de cal en los ojos, provocando una ulceración e, incluso, la perforación del ojo.

Debido a la inhalación de cal se registraron casos de bronquitis y neumonía. Durante el tratamiento en el horno de cal se producen grandes cantidades de monóxido y bióxido de carbono, habiéndose informado de casos de envenenamiento y asfixia.

No olvides seguirnos en Facebook

Comentarios:

Un comentario

  1. Héctor Manuel

    Mi reportaje de esta semana

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
.....