Biblioteca Central del Estado se incorpora a las nuevas tecnologías.

–         Espacio vivo para el crecimiento del espíritu y el intelecto.

–         Hoy busca nuevas formas de compartir el conocimiento.

La Biblioteca Central del Estado, pese a los avances de la tecnología y las facilidades de acceso a otras fuentes de información, representa un espacio para el crecimiento del espíritu y del intelecto, gracias a los recursos con los que cuenta para atender al usuario, tales como el préstamo de libros a domicilio (previo trámite de credencial); préstamo interno e interinstitucional; servicio de Internet; talleres de lectura y de verano, teatro en atril; visitas guiadas, capacitaciones, conferencias y exposiciones, entre otras actividades.

 Estos servicios se han pensado con el vigor y la iniciativa de poner a la orden de las necesidades de la comunidad sus instalaciones, en la inteligencia de que la biblioteca es algo más que una estructura: Es un espacio democrático, donde se pueden encontrar las mejores condiciones para el crecimiento personal.

 La Biblioteca Central del Estado, – a punto de cumplir 30 años al servicio de los potosinos, desde 1984 -,  hoy depende de la Secretaría de Cultura de Gobierno del Estado, y ofrece sus servicios de lunes a viernes de 8:00 a 21:00 horas, En ella coinciden la ciencia, la tecnología y las artes, así como secciones para cada posibilidad de lectura, como la Colección Braille para débiles visuales y audio-libros.

 Esta biblioteca se localiza en la segunda planta del Museo del Ferrocarril, y todas las edades, razas y preferencias de sexo, religión, e ideas, encuentran ahí una voz y comunión con la inteligencia y la sensibilidad; todos sus servicios son gratuitos, y sólo se pide a los usuarios que guarden el orden necesario y respetar la libertad propia, que comienza donde termina la del otro.

 Su personal tiene décadas de experiencia en atención al usuario, procedimientos de clasificación, catalogación y servicios de Internet, y pese a que es limitada la digitalización de libros, ya se buscan estrategias que permitan competir con las necesidades de estos tiempos, pues es bien sabido que las bibliotecas públicas están en peligro de extinción, al igual que otros aspectos de la vida cotidiana, avasallados por las nuevas modalidades tecnológicas.

 Así, con creatividad e imaginación, se busca el reencontrar otras maneras de conocer la realidad, mediante actividades que lleven a un mejor pensar y sentir, sin dejar del lado el libro, herramienta a la cual la biblioteca se debe con mayor intensidad. Para mayores informes sobre estos servicios comunicarse al 8121302 o al correo electrónico. [email protected].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cargando Captcha...

Botón volver arriba
Cerrar