Universidades deben migrar del libro convencional al libro electrónico

El Director de Bibliotecas de la Universidad de Salamanca, España, José Antonio Merlo Vega, le atribuye grandes ventajas sobre el de papel.DR. JOSE ANTONIO MERLO VEGA IMG_5214

San Luis Potosí, S. L. P.- En la actualidad, el libro impreso tiene su función, su utilidad y una duración eterna: “Pero el libro electrónico tiene muchísimas ventajas sobre el libro académico en un entorno de estudio”, como es poder acceder a un capitulo o un texto vía electrónico, lo que implica que se puede utilizar el mismo texto para toda una universidad y no un ejemplar físico. “Esto es una realidad a la que las universidades tienen que ir de forma automática y con urgencia; es decir, contemplar las adquisiciones de libros electrónicos como una parte más de la colección, e incluso una parte preferente”.

Lo anterior fue expresado por el doctor José Antonio Merlo Vega, profesor y director de bibliotecas en la Universidad de Salamanca, España, quien habló de la importancia del libro electrónico para contribuir al conocimiento, la cultura y la lectura dentro de las bibliotecas, en una ponencia ofrecida al Sistema de Bibliotecas de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

El especialista mencionó que la gran pregunta que suelen hacer investigadores, periodistas y el público en general es sí el libro impreso va a desaparecer, a lo que respondió que éste permanecerá.

Por otra parte advirtió que el problema de hoy es cómo se están editando los libros electrónicos y cómo se están ofreciendo a la bibliotecas, “pues los editores no acaban de comprender cuál es el modelo de negocio, venta y distribución para las bibliotecas y entonces nos encontramos que cada editor tiene su modelo, su sistema de control, su sistemas de comercialización, y estamos ahora en un proceso en el cual intentamos desde las bibliotecas racionalizar, homogeneizar, e intentar entender el libro electrónico como un contenido monográfico que se ofrece para estudiantes y profesores, independientemente de que sea electrónico”.

El gran desafío, es que las plataformas se adapten a los requisitos de las bibliotecas y no viceversa con los proveedores, las bibliotecas queremos seguir comprando libros en formato electrónico porque son un avance para el tipo de usuarios y de lectores, sin embargo aseguró que no pueden someterse a las arbitrariedades de los proveedores. Pues requieren entender que hay una cadena de un libro, un usuario y sus condiciones de uso.

El doctor José Antonio Merlo Vega, puntualizó que sí hubo un tiempo donde se sintió la amenaza del libro electrónico, pero a la fecha el uso se considera normal, en el sentido de que los estudios están viendo que no es una amenaza: “incluso es un mercado que los editores tienen donde pueden retomar, se está establecido las bases para que realmente contemplen que los libros electrónicos en las bibliotecas universitarias están bien tratados, que no va a representar ningún descontrol ni de copias ilegales, ya que así lo estamos demostrando en muchas de las universidades, donde trabajamos con libros electrónicos protegidos y para nuestros usuarios”.

Comentarios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Botón volver arriba
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Cerrar