Tiempo de Jacarandas / Fotoreportaje de Héctor M guevara

Jacaranda: 

 árbol de efímera belleza,

árbol de luz y de semillas voladoras,

árbol que das vida a tristes calles,

árbol que recreas  los suelos  con tus moradas moradas flores,

Jacaranda cruel que te deshaces

de tu color

al tacto del viento.

Jacaranda es un género de unas 50 especies aceptadas, de las 120 descritas, de árboles y arbustos de la familia  de las bignoniaceas, típicos de la América intertropical y subtropical. Se conoce vulgarmente como jacarandájacarandagualanday o tarco.

Muchas especies pueden alcanzar desde los 2 a los 30 metros de altura, de los cuales el fuste representa unos dos tercios. Éste llega a los 70 cm de diámetro, de forma recta y estilizada. La copa es poco densa y se asemeja a un cono invertido. En su especie Jacaranda mimosifolia es caducifolio en clima templado al llegar la primavera, como otras especies tropicales.

Sus hojas son opuestas, compuestas, con foliolos pinnatisectos en muchas de las especies, pinnadas, bipinnadas o simples en algunas pocas especies. Florece dos veces por año, en primavera y otoño, produciendo inflorescencias  racimosas  de flores de color azul violáceo y forma tubular en algunas especies, como la famosa Jacaranda mimosifolia, pero varía su color, hacia el rosado en algunas, y al blanco en unas pocas. Las flores, de un color azul violáceo, permanecen largamente en el árbol. El fruto es una capsula  plana y leñosa , con dehiscencia circuncisa, de unos 5 a 7 cm de diámetro, con semillas aladas.

  • Su madera gratamente aromática es muy apreciada en ebanisteria y carpinteria, en especial para realizar laminados. A algunas de estas variedades se las denomina impropiamente «palo rosa» aunque tal nombre corresponde más exactamente al «peroba». Lo mismo ocurre con la denominación «palo santo» que corresponde con más precisión al guayacan.
  • Por su aspecto, los jacarandás son interesantes en jardinería. El jacarandá más típico es el Jacaranda  mimosifolia, árbol caducifolio de gran porte con frondosa copa que se cultiva ornamentalmente en plazas, parques y jardines del mundo entero en climas cálidos o templados. Otra especie cultivada extensamente es la copaya (Jacaranda copaia), cuya madera es importante para la construcción, debido a la longitud de su tronco.
  • La decocción de las hojas del jacarandá tiene uso medicinal, como antiséptico y antibacteriano. La corteza es astringente, aunque no en dosis que admitan su uso industrial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Botón volver arriba
Cerrar