El Oportuno Silencio de Tradiciones Potosinas

Por Juan Carlos González Islas : En un ejercicio de crítica constructiva, busque una respuesta que nunca llego.

La red social compartió más de mil veces mi comentario: “250 pesos la renta de una silla VIP, para ver la Procesión del Silencio, en este 2019”. Palabras más, palabras menos, criticaba el alto costo de este servicio, y la falta de rendición de cuentas a la sociedad potosina.

Más de 300 comentarios, hacían uso del juicio sumario para criticar a la principal beneficiaria, la señora Guadalupe Romo, presidenta vitalicia de Tradiciones Potosinas, o como le llame en mi post, Traiciones a la potosina.

Pocas voces se sumaron a defender el alto costo, y muchas más las llamaban a entender que era un abuso. Ni un solo comentario de Tradiciones Potosinas, ni del gobierno del estado, ni mucho menos del incipiente gobierno municipal capitalino.

El silencio. El oportuno silencio, que hace que la memoria olvide. Pero la red social ya les anunció que cada vez, será más difícil cobrar a turistas y locales, por un acto de tradición y fervor de todos, y ganancia de pocos, de muy pocos.

De todos es sabido, que a las cofradías se les cobra por participar, ya sea en especie con su propio vestuario o bien con flores para las comparsas. Sin duda, Lupita Romo encontró en gobiernos pasados y presentes, aliados para la riqueza.

En su falsa intelectualidad, le han llamado pomposamente , que es la tercera o segunda más importante y antigua del mundo, una consulta a google, les llevaría a saber que su decir, es tan falso, como sus comentarios sobre la grandiosidad del acto. El fervor cayó en manos de actuales judas.

Esperemos una pronta respuesta de alguna autoridad para explicar, a dónde va este dinero, o bien que el año que entra, tenga un poco de dignidad o vergüenza y no cobren las sillas; pero sabemos de su voracidad, los volverán a realizar, en nombre de la tradición potosina, pero la de la doble moral.

Comentarios:

Botón volver arriba
Cerrar