Se inicia supervisión sanitaria de Mercado de Abastos

Autoridades municipales y estatales a través de la Dirección de Comercio, Protección Civil, Seguridad Pública Municipal y la Secretaría de Salud encabezada por la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios -COEPRIS-, intensifican sus supervisiones en la Central de Abasto para que cumplan con las medidas exigidas en esta contingencia sanitaria. Si bien, se dio a conocer que a pesar de haber una menor afluencia de compradores por la crisis del coronavirus, la Central de Abasto considerado el mercado de alimentos más grande de la capital potosina, trabaja sin descanso, por ello la importancia de que implemente las precauciones sanitarias para continuar con sus labores y alimentar a millones de personas de la ciudad durante la pandemia. El presidente de la Unión de Comerciantes de la Central, José Luis Olivares Robles resaltó las medidas sanitarias aplicadas como la sana distancia, el uso de gel antibacterial, guantes y cubre-bocas, además del lavado constante de manos, además de desinfectar y sanitizar constantemente las áreas de trabajo. Cabe hacer mención que esta Central es visitada cada día por más de 8 mil personas. Otra medida que han implementado comerciantes de esta área, es la venta de insumos de la canasta básica a domicilio, a través de la red social Facebook Abastos En LINEA, donde los locatarios llevan hasta la puerta del cliente y con todas las medidas de sanidad, productos frescos. El objetivo de este tipo de ventas es contrarrestar el impacto negativo en la economía de la pandemia, pero también evitar las aglomeraciones que pongan en riesgo la integridad de los consumidores. Olivares Robles aseguró que el suministro de alimentos está garantizado tanto por parte de los campesinos como de la Central de Abasto, “y es que la industria de la alimentación es una de las actividades económicas consideradas esenciales en la declaración de crisis sanitaria del Gobierno de México, por lo que debe seguir trabajando durante esta emergencia”. Por su parte, Mario Alberto Ponce Sánchez, bodeguero por más 40 años, si bien reconoció una disminución del 10%, debido al cierre de varios restaurantes, “hasta el momento, ningún comerciante, locatario y/o bodeguero de Abastos hemos cerrado”. Y es que las ventas al por mayor son la actividad principal de la Central, donde cada día llegan cerca de 45 mil toneladas de frutas, verduras, carnes y abarrotes para abastecer mercados, supermercados, restaurantes, hoteles y hogares del área metropolitana de la ciudad.

Comentarios:

Botón volver arriba
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Cerrar