Diputada morenista da muestra de prepotencia en el IMSS

Pretendía atención preferencial para un familiar, sobre el derecho de pacientes anteriores y de mayor gravedad

El pasado viernes 6 de noviembre, alrededor de las 23:15 horas la diputada Angélica Mendoza Camacho protagonizó un escandaloso acto de prepotencia e influyentismo, luego de que acudiera al área de urgencias de la clínica número 45 del IMSS, ubicada en Avenida Salvador Nava 105, de la colonia Capricornio, a donde llegó a exigir atención inmediata para su sobrino, tratando de ingresar sin hacer fila, y sin importarle que había más pacientes en espera.

En el video que fue compartido a través de redes sociales, es posible apreciar como un hombre a quien se identificó como su escolta, y de quién se desconoce el nombre, trata de ingresar al edificio, en tanto que un elemento le solicita retirarse de esa área, recibiendo como respuesta una busca negativa y la exigencia de no ser tocado.

De acuerdo a testigos presenciales, el presunto escolta se ostentó como policía ministerial, y agredió a los guardias de seguridad cuando le pidieron que esperara afuera de las instalaciones, e incluso una mujer de vigilancia señala a la diputada de haberle despojado de su celular, y de haberlo tirado al piso.

La acción de la diputada es por demás prepotente, considerando que por la pandemia, es conocido por los derechohabientes que el paciente debe entrar solo con un acompañante, lo cual rechazaban los agresores.

La diputada, además agredió físicamente a la citada guardia del sexo femenino, y en su acto de influyentismo la diputada solicitó ser comunicada con el Secretario de Seguridad Pública, Jaime Ernesto Pineda, a quien le solicitó su apoyo con una patrulla, argumentando que ella era la agredida, por lo cual, finalmente se llevaron detenidos a los guardias de seguridad.

El episodio fue considerado como reprochable a través de comentarios vertidos en Facebook señalando que la “seudo diputada”, debería recordad que ella se debe a la ciudadanía, a la cual está pisoteando al exigir atención inmediata para su familiar, aun cuando no eran graves sus dolencias, cuando había pacientes más delicados que esperaban atención.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cargando Captcha...

Botón volver arriba
Cerrar