De Polvos y olvidos, entre uno y otro cafecito, 15 de abril de 2021.  Un texto de Valentín Ortiz Rebolloso

Ébano, S. L. P.- Cuándo será el día en que la gente reflexione con profundidad sobre el futuro de sus pueblos y deje de hacer lo más primero que se le viene a la mente; resolver por lo más fácil sus carencias, y que al creer que con ello se resolvieron las morales y las éticas.

Cada quién habla de acuerdo a sus intereses, y al son que la música del son que le toquen.

Esas es la realidad del por qué no cambiamos de paradigma; primero importa mi felicidad y luego la de los otros.

En nuestros pueblos, no hubiera despilfarro de recursos del erario público, si en un plebiscito decidiéramos elegir las autoridades que requerimos.

No, porque para nombrarlas se requieren hablar de virtudes, y eso es un lenguaje incomprendido.

Estoy de acuerdo de que debemos renovar autoridades, más lo primero es lo primero; debemos de renovar las conciencias de los viejos y jóvenes que siguen pensando que esta sociedad debe de alcanzar su progreso desviando rutas de espiritualidad.

Los Tiempos nos han rebasado, y es seguro que este cielo cambie por un color muy triste.

No apostamos al pesimismo ni al novicianismo, la verdad está en el airé.

Hoy visité un templo, experimente una paz espiritual grandiosa que ilumino mi conciencia y le susurro déjalos que no entiendan, el verdadero Dios un día despertará y colocará todas las cosas y mentes equivocadas en su lugar.

El recuerdo del pensamiento de mi Padrino Fray Galateo por varios minutos me esclareció el panorama y de lo que tan distante me encontraba lejos del Señor.

Respetuosamente:

Dámaso

P.D. No adules al falsario y menos por falta de dignidad, porque el Señor se dará cuenta de ello.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cargando Captcha...

Botón volver arriba
Cerrar