Ayuntamiento modifica el reglamento de Anuncios y comercios

Con el propósito de establecer mayor orden en las actividades comerciales y en los mensajes publicitarios, el Ayuntamiento de la Capital aprobó la modificación de la reglamentación y que rige el funcionamiento de bares, restaurantes, antros y centros nocturnos, con especial atención a las negociaciones más renuentes a cumplir los horarios de trabajo establecidos; así como para erradicar los mensajes publicitarios ofensivos o discriminatorios. 

En caso de violación a las disposiciones y horarios, las autoridades municipales aplicarán sanciones más severas en caso de reincidencia y si llegaran a incurrir de tres a cinco violaciones, correrían en riesgo de la cancelación de su licencia de funcionamiento.

Los anuncios tampoco escaparán al escrutinio, en este caso para evitar que se utilicen escenas o mensajes sexistas que pudieran ofender la dignidad de las mujeres, pero también de las personas de cualquier condición o género.

Asimismo, se dio a conocer que los pendones y anuncios de tijera colocados en calles y banquetas quedan definitivamente prohibidos.

La presidenta de la Comisión de Gobernación, regidora Verónica Campillo Salazar, explicó que, en lo que respecta al allanamiento de las identidades de género en anuncios, contribuirán otras dependencias relacionadas con el tema, como la Instancia Municipal de la Mujer.

La edil abundó más sobre los horarios de trabajo de algunos ramos de negocios, afirmando que son los mismos, pero pueden variar dependiendo del semáforo epidemiológico del estado, que podría obligar a cambios que, en todo caso, fijarán las autoridades de salud locales y federales, como la Coepris.

Hizo hincapié en que bares, restaurantes y centros nocturnos expenden bebidas alcohólicas autorizados por el Gobierno estatal. Esto representa un problema para el Ayuntamiento que tiene que circunscribirse a vigilar lo que es de su competencia, que es la venta de cerveza.

Esas negociaciones burlan fácilmente los reglamentos por la dualidad de autoridades que intervienen, estatal y municipal. Habría que seguir con el tema del reglamento de actividades comerciales para aclarar lo que corresponda, bajo qué concepto se englobarían para regular de mejor forma los casos en que están integradas las ventas de bebidas, y delimitar la intervención de las autoridades sin que invada una la competencia de la otra.

Expresó la regidora Verónica Campillo que es importante recalcar que la elaboración de los reglamentos recayó principalmente en la Dirección de Comercio, auxiliada por mesas de trabajo donde estuvieron diferentes actores como la Coordinación Municipal Derechos Humanos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cargando Captcha...

Botón volver arriba
Cerrar