Asociación de abogados realiza fuertes denuncias contra la auditora Superior del Estado Rocío Cervantes

  • Consideran que la titular de la ASE “chamaquea” a los nuevos diputados.
  • Trata de convertirlos en cómplices de irregularidades en las que incurre, aseguran.

San Luid Potosí, S. L. P.- En opinión del abogado Juan José Frías Aguilera, integrantes de la Asociación de Abogados de San Luis Potosí Postulantes Especializados en Oralidad, A.C., diputados de la sexagésima tercera legislatura desconocen el trabajo de la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado, de modo que la Auditora Superior del Estado, (ASE), Rocío Elizabeth Cervantes Salgado, los está engañando al pedirles que trabajen conjuntamente, pues lo que quiere es convertirlos en cómplices de las irregularidades que comete.

El denunciante sostuvo que la prueba de lo anterior está representada en los diputados de la anterior legislatura, Marité Hernández Correa, José Antonio Zapata Meráz y María del Rosario Sánchez Olivares, que no tuvieron voluntad para meter en cintura al órgano fiscalizador, y conociendo la serie de anomalías de la ASE no hicieron nada más que pedir espacios para colocar aviadores en la Auditoria.

“Esta funcionaria tiene la obligación de hacer su trabajo y rendirle cuentas al Congreso del Estado, de acuerdo a lo dispuesto en el Artículo 118 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado de San Luis Potosí, en concordancia con la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas, emanadas de la Constitución Política”.

Con base en lo anterior, Frías Aguilera llamó a los legisladores a no dejarse engañar por la ASE, y dar fin a los actos de corrupción que ahí se gestan: “Existe un rezago de miles de expedientes que no han podido explicar, a pesar del exagerado presupuesto y plantilla laboral con más de 380 empleados, quienes solo han abierto una carpeta de investigación ante la Fiscalía Anticorrupción desde 2015. No cuentan con manuales de organización, lineamientos de buen desempeño y su portal de Transparencia no sirve”.

Además, se cayó en conflicto de interés al nombrar a Fernando Díaz Jiménez como Coordinador de Auditorias Especiales, porque después de seis meses de haber renunciado a su cargo anterior en la Dirección de Control y Auditoría de la Contraloría General del Estado, y por ser directo responsable de auditar a la Secretaría de Salud, estaba impedido para ocupar otro encargo hasta después de un año, quedando demostrado que solo busca encubrir las corruptelas cometidas por Mónica Rangel, y también protege las irregularidades cometidas por José de Jesús Martínez Loredo, ex auditor del estado que desvió 110 millones de pesos.

De igual manera, sostuvo que ambos funcionarios de la ASE tienen complicidad con Rosalba Salazar Miranda, Contralora Interna de esa misma instancia, y por eso fue nombrada de manera ilegal para promover el oscurantismo en la dependencia.

Debido a lo expuesto consideró recomendable “que el nuevo gobierno ordene una auditoría a todas y cada una de las Secretarías de la administración estatal, a fin de detectar el descarado, y exagerado desvío de recursos públicos cometidos por las personas mencionadas” concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cargando Captcha...

Botón volver arriba
Cerrar