octubre 7, 2022

octubre 7, 2022

De polvos y olvidos, ente uno y otro cafecito. 24 de junio de 2022: Un texto de valentín Ortíz Rebolloso

Ébano, S. L. P.- Es por demás vecina, lo arreglado se desarregla y, por lo tanto, algunos vecinos tienen que aguantar hasta que los pulmones y suelas de los zapatos lo permitan.

– ¿Y ahora que le duele?, no me diga que los achaques de la menopausia se los trajeron las lluvias.

– Otra vez la Privada Graciano Sánchez se encuentra sin luz. Ayer intentaron asaltar una pobre mujer, a la que sólo le robaron sus dos kilos de huevos y un pan, lo bueno e que los perros estaban sueltos y asustaron al malandro.

– ¿Y qué fue del mandadito que la señora traía?- El malandrín se salió con la suya, pero eso no es todo. Hay gente que pasea a sus perros y escoge esta calle para que defequen, y tiren su basura. A algunos diabéticos y enfermos de la próstata, ya también les gustó el jardín que está en la entrada para descargar sus amoniacas aguas. El problema es que al acceder a la calle, ésta se encuentra en penumbras por la noche El otro problema es el despido de aguas negras que se desparraman por los drenajes, del registro de aguas del lavadero, de la Estancia del adulto mayor, que colinda con la privada. Los vecinos, hemos platicado con algunos funcionarios y les proponemos que tiendan una tubería de PVC al drenaje central, no hacen caso a nuestra propuesta, quizá porque creen que por no tener títulos de Ingenieros no sabemos de estos menesteres para corregirlos. Y luego se escudan en que la herencia maldita dejó en ceros al ayuntamiento, que por eso no hay para comprar material. Y lo último comadre que llega hasta el colmo, en estos tiempos de lluvia, el agua se concentró frente a la estancia del adulto mayor y una cuadrilla de trabajadores del ayuntamiento, la desaguaron para la privada, no les importó que parte de esa agua se introdujera a los patios de las casas de los vecinos que al final de la privada viven. ¡Ay comadre ¡

– Usted aguante, otro poquito, ¿a poco usted le niega a su viejito aquello cuando tiene hambre?, ¿a poco este ya le resolvió su pobreza?

– No pos no, pero eso es otra cosa y de eso no estamos hablando… ¡Ya vendrán tiempos mejores! Ya verá que todo de pondrá verde! … Véngase, le invitó un cafecito con ” El Bisquetón “.

– ¡A poco somos burros!

– ¡Nó comadre!, ya pronto en este pueblo chorrearán ¡¡paper green!!

– No “speak inglish” comadre, a mi háblame en spanish.

– Te digo que llegarán compañías extranjeras a extraer gas y a los trabajadores les pagarán en billetes verdes, no te desesperes; ten fe y nos amanecemos.

– ¿A poco no es cierto que las lluvias y sus riachuelos originan que lo poco de material de revestimiento de la calle, al arrastrarlo se lo lleve? Que por cierto, le diré, éste le ha costado su mantenimiento a los vecinos, no es justo que la corriente de las aguas se lo lleven.

– ¿Será que por eso una vecina de esa calle por culpa de una mala pisada o resbalón se accidentó de sus rodillas y tiene tiempo de que no pueda caminar?

– Ve tu a saber si es cierto, ella puede ganar si pone la demanda.

– De que puede ganar, si puede, pero ya ves, luego le pondrán en contra un lic. como ese que está bien amarrado con los que imparten justicia, y su caso no pasará. ¿Por qué crees que los ex funcionarios y trabajadores no han ganado la demanda?

– ¿No me digas que el Albertico Limolta con ellos tiene pacto? ¿Entonces sí es cierto?

– ¿Por qué crees que ahí lo tienen?, No por bonito ¿verdad?

– ¡Con razón, ahí se encuentra, pero bien campante, echándose aire con los de la dieta!

– Aquí, en este problema no tienen la culpa la gente que trabaja en la estancia.

– Qué se me hace que ahí trabaja una de tus familiares o ahijadas… ¿Que hacer, seguir soportando esta buena suerte o solicitar que se nos programe un baile para reunir fondos y con lo poco reunido resolver el problema de la calle?

– Mira comadre, a’i viene su madrina, la del Barrio Chino, preguntémosle que le pareció nuestra propuesta

– Madrina, ¿qué le parece si hacemos un baile en esta calle para transformarla en una de primera, quien quite y nos la pavimenten, nos la barran todos los días, recojan la basura, esté bien alumbrada y no falte nunca el agua?

– Yo estoy de acuerdo con tu propuesta, pero que tragan al ” papuchos de papuchos “, Christian Nodal, o ya de perdis a Don Lalo Mora, aunque me estruje con sus santas manos, al fin que: ¿a quién le dan pan que llore, díganme a quién, o no estan de acuerdo? …

– Aunque de contestarme lo contrario por eso, ya no camino por esta calle.