julio 21, 2024

julio 21, 2024

Alerta a visitantes: Riesgos en área de la presa de San José, por derrumbes y caída de rocas

– Lo anterior se desprende de estudios realizados por expertos de la UASLP.

– Debido al peligro latente, recomiendan al Ayuntamiento limitar el acceso.

San Luis Potosí, S. L. P.- Con base en estudios realizados por especialistas de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), se han descubierto riesgos significativos en la zona de la presa de San José, debido al desprendimiento de rocas o deslaves, los cuales representan una amenaza latente para quienes visiten esa área considerada como recreativa.

De acuerdo a lo informado, se han identificado dos condiciones de peligro en la zona de la presa: La caída de grandes bloques de roca, algunos con un diámetro superior a 3 metros y un peso mayor a 10 toneladas, provenientes de las paredes semi-verticales que rodean los lados de la presa hasta las áreas de juegos infantiles, venta de alimentos y estacionamiento público.

También existe el riesgo de desprendimiento en la infraestructura hidráulica utilizada para la evacuación del excedente de agua cuando la presa alcanza su capacidad máxima; es decir, los vertederos.

Los hallazgos son resultado de indagaciones realizadas durante los últimos 12 años por investigadores del Instituto de Geología de la UASLP, las cuales han sido validadas por estudios adicionales en 2016 y 2018. Además, recientemente, el doctor Lorenzo Borselli, profesor de tiempo completo de esa entidad académica, corroboró esos estudios mediante actividades de campo, y fue contactado por Protección Civil del Ayuntamiento Capitalino, con el interés a atender la problemática localizada.

En este sentido, el director del Instituto de Geología, el doctor Rubén Alfonso López Doncel recomendó a las autoridades correspondientes limitar el acceso a la presa, ubicada en ésta Capital, para evitar el peligro que existe. “Es un sitio de esparcimiento que los potosinos reconocemos como un lugar para pasear, comer, ver el agua; es bonito”, señaló, pero insistió en que si llega a ocurrir ese desprendimiento de rocas o deslaves esto afectaría la seguridad física de las personas que asisten.

En entrevista, los científicos de la UASLP coincidieron en que estas amenazas se identificaron ya hace tiempo. La cartografía inicial de la Sierra de San Miguelito ya mencionaba las formaciones con posibilidad de caídas de rocas debido a la erosión. Este conocimiento se formalizó en un documento en 2012, con la creación del Atlas de Riesgo para los municipios de San Luis Potosí y Soledad de Graciano Sánchez, y el problema se ha vuelto más evidente según estudios recientes del doctor Borselli, quien ha detectado derrumbes en los últimos cinco años, confirmados con imágenes.

López Doncel explicó que las rocas que forman la presa de San José y su vaso son propensas a fracturarse por su origen volcánico. Estas fracturas permiten la entrada de agua, luz y vegetación, lo que acelera la erosión. Tanto la sequía, como las lluvias extremas pueden incrementar el riesgo de desprendimientos.

Para minimizar esos riesgos, Borselli recomendó estudios más detallados, utilizando modelos digitales de la superficie del terreno de la presa con alta resolución. Esto permitirá una evaluación más precisa de las zonas afectadas. “Nosotros vamos a detectar rocas en equilibrio precario, evaluar qué hacer, dónde cae y cuáles son las afectaciones, a través de herramientas físico-matemáticas que nos permiten identificar las amenazas. Tenemos especialistas que pueden evaluar cuál es el área potencialmente amenazada”, afirmó.

El director del Instituto de Geología señaló que, si bien lo ideal sería restringir el acceso de paseantes a estas áreas, otra medida podría ser instalar letreros que adviertan sobre el peligro a los visitantes, e indicar que cualquier ingreso se realiza bajo su propia responsabilidad.

Finalmente, subrayó la importancia de efectuar estudios continuos, y la actualización constante del Atlas de Riesgo para tomar medidas preventivas y proteger tanto a las personas como a la infraestructura de la zona.