junio 15, 2024

junio 15, 2024

Avances en el suministro de agua: Plan Emergente muestra resultados positivos

Los esfuerzos del Plan Emergente de Agua del Gobierno de la Capital y el Nuevo Interapas en San Luis Potosí están dando resultados significativos en la recuperación del suministro de agua. Gracias a la rehabilitación de pozos, rebombeos y plantas tratadoras, se ha logrado recuperar 176 litros por segundo de los 460 litros por segundo que anteriormente se enviaban desde la presa El Realito a la capital.

Este caudal recuperado ha permitido que en algunas zonas se restablezca el suministro de agua a través de la red, lo que ha evitado que los residentes dependan únicamente de las pipas de abastecimiento y no hayan resentido la crisis.

Durante la primera etapa del plan, se ha llevado a cabo el mantenimiento de 32 pozos, aumentando su capacidad de extracción de agua. Además, se han rehabilitado seis rebombeos, lo que ha contribuido a mejorar el flujo de agua en el sistema de distribución. Asimismo, se está trabajando en la rehabilitación de la planta Himalaya y la planta Los Filtros, con el objetivo de aumentar su capacidad de tratamiento de agua de 160 a 300 litros por segundo.

A estos logros se sumará el caudal que se recupere de los pozos Posible I y Posible II, que se encuentran en proceso de perforación y aportarán 130 litros por segundo adicionales al suministro. Además, la integración del pozo de Gran Peñón y el Ejido El Aguaje ha permitido equilibrar la extracción de agua en los pozos del poniente, evitando que la zona de afectación se extienda hacia esa área.

Gracias a estas acciones, algunas colonias que se encontraban dentro de la zona de afectación de El Realito, como Balcones del Valle, ya no dependen exclusivamente de las pipas, ya que el caudal recuperado se ha inyectado directamente a la red y a los tanques de almacenamiento, garantizando un suministro más estable y regular.

El Gobierno de la Capital y el Nuevo Interapas continúan trabajando en la implementación del Plan Emergente de Agua para asegurar la disponibilidad y el acceso al vital líquido en San Luis Potosí, con el objetivo de brindar una solución sostenible a la problemática del abastecimiento de agua en la región.