junio 24, 2024

junio 24, 2024

Capricho de SUTSGE afecta a trabajadores y provocará subejercicio

**La mala decisión de algunos podría afectar a la base trabajadora por los siguientes años, al no poder acceder el Gobierno del Estado a recursos para este concepto

Los caprichos y peticiones fuera de lugar respecto al incremento salarial de este año para los trabajadores del Gobierno del Estado no solo lo complicaron los integrantes del comité del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (SUTSGE), debido a que la base trabajadora siempre lo recibe en el mes de agosto y a casi final de año no acepta el ofrecimiento de la administración estatal.

Aparte de que este derecho se puede perder, de obtener un incremento salarial anual, al sentar el precedente que no se otorgó, para el próximo año el Gobierno del Estado tendrá el argumento que no habrá recursos debido al subejercicio que se generará al no aceptarlo, lo que será una seria afectación a los ingresos de la plantilla laboral por los siguientes años.

Quienes se encuentran en la mesa de negociaciones con el Oficial Mayor, Noé Lara Enríquez, es un comité del SUTSGE, debido a que de manera extraoficial se sabe que la líder de este sindicato mayoritario Bernardina Lara Argüelles, se encuentra desde hace semanas con un estado de salud delicado y por primera vez en varias administraciones esta fuera de la negociación a pesar de que señalan que ella las encabeza y no se le ha visto como en otras ocasiones.

La mayor parte de los trabajadores están en el ánimo de recibir el ofrecimiento del Gobierno del Estado, sin embargo, como el acuerdo lo tiene que firmar el sindicato mayoritario y continúan en una posición caprichosa, lo que sucederá es que si minutos antes del mes de diciembre no lo aceptan pasará al subejercicio y como nunca perderán este beneficio por una mala decisión de querer un incremento de dos cifras que queda fuera de todo presupuesto.

Por su parte la administración que encabeza Ricardo Gallardo Cardona señalan que solo es que acepten este año lo que se puede otorgar y de manera inmediata dispersarán los recursos, en tanto los trabajadores en general y afiliados a otros sindicatos se encuentran en espera de su incremento y se muestran preocupados por esta mala decisión de unos cuantos encargados de no entender las negociaciones.