julio 25, 2024

julio 25, 2024

Een Alaquines, el mulato Juan de Santiago es acusado de brujería y pacto con el demonio: 25 de febrero de 1718

– El acusado fue declarado culpable por el Santo Oficio de la Inquisición, más no cumplió su condena; murió 4 meses antes en prisión.

Un Día en la Historia de San Luis Potosí

Por Fernando Chavira López.

San Luis Potosí, S. L. P.- El 25 de febrero de 1718, Francisco de Carballido, notario nombrado del señor juez del Santo Oficio de la Inquisición, Agustín de Ortega, cura de SAN PEDRO DE GUADALCÁZAR y Nicolás de Borunda, cura y ministro del pueblo de ALAQUINES, luego de unas pesquisas efectuadas en la Ciudad de México, resolvieron procesar a JUAN DE SANTIAGO por el delito de brujería, trato y pacto con el demonio y haber enfermado a varias personas.

Borunda ordenó tomar testimonio de vecinos del pueblo de Alaquines, entre los que se encontraban pames, españoles y mestizos. El notario precisó las preguntas que debían hacerse a los testigos, ¿cómo había sabido que Juan de Santiago era hechicero? ¿Qué hechizos y daños le atribuían? ¿De qué manera procedía el mulato para obrar sus maleficios?

En Guadalcázar, el cura Agustín de Ortega y Nicolás de Borunda se hicieron cargo de los interrogatorios. El primero de los testigos en ser llamado a declarar fue Joseph Rodríguez, mulato y caudillo de Alaquines, de 60 años, originario de la jurisdicción de Santiago de Querétaro.

Como mayordomo de la hacienda de La Ciénaga de San Nicolás se había enterado de que Juan de Santiago había enfermado a una mujer llamada Jerónima, india pame.

[…] que era su sirvienta y le había visto enferma que se hallaba muy mal y que se moría y preguntándole que era lo que le dolía le dijo la dicha india, “Señor estoy enechisada, que me enechizo Juan de Santiago, hasta que me cure, que él me puede curar”, y habiéndole dicho al dicho denunciante a dicha india una y muchas veces que no podía ser eso por la razón de que Juan de Santiago le parecía un buen hombre y le pidió la dicha enferma que le mandase que la curase… y con esta instancia dicho denunciante declara que le preguntó por tercera vez a dicha india enferma “Pues que razón tienes para que te haya hecho mal alguno Juan de Santiago” y dijo que “La razón es que Juan de Santiago me enamoró y yo no lo quiero y me amenazó diciéndome que te acordarás de mí, y desde entonces estoy mala”.

Joseph, no obstante, dudaba de lo escuchado, no creía que Juan fuera capaz de realizar hechizos, pero decidió llamarlo para que curara a Jerónima. Cuando encontró al mulato le dijo: “’Juan mira que la india Jerónima está muy mala y me dijo que tú la habías enechizado anda cúrala’ […] Este respondió: ‘Yo señor, ¿por qué la habría de enechizar?’ […] ‘Ya yo te disculpé con ella bastantes veces, pero ella se aferra que tú has hecho este mal y así procura curarla’”.

Alaquines

Juan de Santiago accedió a curarla, Joseph le dijo al cura que él nunca vio cuando la curaba, pero que pasaron algunos días y Jerónima mejoró.

En marzo de 1719 fue acusado por el Santo Oficio de la Inquisición de haber matado a varias personas, maleficiado, hechizado y enfermado a otras, y de tener pacto con el demonio.

No tuvo que cumplir la sentencia porque había muerto en la cárcel cuatro meses antes.

-Conflictos sociales y relaciones culturales. Un mulato acusado de brujería en la jurisdicción de la Villa de Santiago de los Valles, siglo XVIII. Patricia Gallardo Arias. Dirección de Etnohistoria, INAH.

-Imagen 1, óleo de mulato, solo de acompañamiento.

-Imagen 2, templo a San Pedro de Guadalcázar, por Rosita Iglesias.

-Imagen 2, templo a San José de Alaquines, compartida por Manuel Borjas.