junio 16, 2024

junio 16, 2024

En SLP ya es delito portar y arrojar ponchallantas en vía pública

– La aprobación de la Ley en ese sentido representa una medida de prevención de delitos.

San Luis Potosí, S. L. P.- Tras la aprobación de la ley que tipifica como delito el hecho de arrojar ponchallantas en la vía pública, la diputada Emma Idalia Saldaña Guerrero, enfatizó al respecto la necesidad de que los elementos de seguridad sean debidamente capacitados sobre esta reforma al Código Penal del Estado, y específicamente, se refirió tanto policías municipales como estatales, a efecto de que sean plenamente informados sobre esta nueva disposición legal.

La diputada subrayó que la capacitación sobre el tema es crucial para que los agentes puedan identificar y abordar adecuadamente este tipo de delitos durante sus rondines y verificaciones, así como en respuesta a llamadas al número de emergencia 911.

La legisladora añadió que durante una reunión con representantes de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), se reconoció la relevancia de tipificar este delito en San Luis Potosí, lo aque posiciona al Estado a la vanguardia en la lucha contra este tipo de actividades delictivas.

La reforma en cuestión establece que comete el delito contra la seguridad vial, quien arroja, coloca o deposita armas prohibidas en la vía pública con el fin de dañar o afectar el funcionamiento de los neumáticos o vehículos que transitan por estas vías. Las penas por el delito van desde 2 hasta 5 años de prisión, además de aplicarse una sanción pecuniaria y la obligación de reparar el daño ocasionado.

Las penas pueden aumentar en dos terceras partes, en casos específicos, como cuando la conducta sirve como medio para cometer otros delitos; si afecta vehículos de instituciones de seguridad pública, o vehículos de emergencia médica, o vial.

La diputada concluyó señalando que la capacitación de los elementos de seguridad es fundamental para garantizar la efectiva aplicación de esta ley, así como para contribuir al combate contra la delincuencia organizada en el Estado.