Carta sin epistolares letras para usted, mi Ruperta

Ébano, S. L. P.- Desde las tierras extrumpianas , a 31 de Enero de 2021

Ruperta:

No se preocupe usted. Pronto, mañana, algún día, será principio y final de las páginas escritas de un libro. Porque fue principio de pecado y no final concebido.

Cambie la expresión de ese su rostro, el que aparece en las redes.

Entiéndalo, aún no he muerto, sigo de pata de perro por estas tierras del norte y todo para sacarla de ese su mundo que no es de reyna.

Dígame si en verdad a mis textos lee y no les enciende un cerillo. No me cuente mentiras para no ilusiunarme en el vacío.

Regresaré al igual que Hércules o Canek, con la frente en alto por usted, se lo prometo, y entonces nis perderemos allá tras la montañá que tanto desde el cerro de nuestro rancho nos gustaba ver,  antes de que la noche llegara.

Noches que por estos lares, por su ausencia, me hacen acobardarme y tirar dos tres cuitas a moco tendido.

Regresare por usted, que se lo juro Ruperta. No me pregunte el día exactamente, nomás deje que pase esta pandemia, y pá luego de volada me jalo p’al  ranchito .

Oiga, y que se le olvide decirle a mis cuñados que le den bien de comer a la vaca para que este bien gorda, y comérnosla en la boda de barbacha.

Juro que pronto por usted regresaré, y si se me cruza uno, no más imagínese su final,  que ni se le ocurra a ese fantoche…

Tu

«Choche”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cargando Captcha...

Botón volver arriba
Cerrar