Carta para Sabina

 

Desde esta jaula de oro a 26/04/ 2020

Sabina

Una vez más me ahorraré los saludos al fin que entre nos, no hay tos.

Que la tormenta de anoche no te haya convertido en una laguna el interior de tu casa que le pueda por culpa de ello dar un resfriado o gripe. Trapée bien los pisos y seque las paredes para que el Ades Egypcyus no ponga huevecillos y haga maromeros, que después se hagan zancudos, no quiero que me le vaya dar dengue del malo, ese que es hemorrágico.

Sabi.
Deja que se compongan las cosas que van para largo y te mandare tu remesa, de lo otro no porque me es imposible.

Recuerdas que te conté lo que me mandaba a traer al tendajón mi maestro del rancho cuando le daba hambre?

Pues yo también en estos tiempos duros, que casi no hay chamba, me preparo mi bolillo con puro chile en vinagre, y cuando hay un queso solo lo espolvoreo para que agarre tantito sabó, y hay me lo voy mareando con un cafecito, que lo hago con tochones quemados, agua hervida de la llave, imaginándome que es el negro que me tomaba del huerto de mi padre.

No me falles condenada, y si muero de eso que anda desgraciando paisanos aquí en tierras trumpeanas, y que ya se cargó a un mi último grito será : ¡¡ Sabi , te quiero!!

Tuyo por siempre .

” El Olote “

Comentarios:

Botón volver arriba
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Cerrar